Nuestro amigo Eduardo nos ha enviado sus besos desde Cuba.

Nos comenta que desde el día en que su padre le regaló una cámara Kodak a los 12 años, es un enamorado de la fotografía.

 

 

Debido a su trabajo debe viajar a menudo y pasar largas jornadas fuera, por lo que lleva consigo estas fotografías de sus hijas y su esposa, que le acompañan en las horas de soledad y añoranzas que pasa fuera de casa.

Muchas Gracias Eduardo por compartir tus fotografías con Todos.

Muchos Besos para tu familia y en especial para tí.

 Beso Delfín Eduardo